Una moda muy saludable, el Açai.

El açaí es el nombre por el que conocemos al fruto de la palmera huasaí (Euterpe oleracea), una planta que crecía hasta hace poco de manera completamente salvaje en zonas poco accesibles y húmedas de la selva brasileña.

Desde tiempos precolombinos ha formado parte de la dieta habitual de las tribus del Amazonas que vivían cerca de su hábitat natural, pero hoy en día su cultivo se ha extendido a otras regiones, convirtiéndose en un producto muy consumido, tanto dentro como fuera de Brasil.

Tal y como indican estos investigadores, se trata de una de las nuevas “súper frutas” y está ganando gran popularidad en Europa y América del Norte.

Esta fruta contiene numerosos minerales:

  1. Calcio
  2. Cobre
  3. Hierro
  4. Manganeso
  5. Magnesio
  6. Zinc

Además es una gran fuente de:

  • Antioxidantes naturales: flavonoides y antocianidinas
  • Aminoácidos
  • Ácido oléico, una ácido graso monoinsaturado
  • Fibra
  • Beta sitosterol para reducir los niveles de colesterol en sangre
  • Ácidos grasos poliinsaturados, por ejemplo el ácido Omega 6

A su vez, el açaí aporta una gran cantidad de proteínas, superando por ejemplo al huevo, lo que la hace una fruta perfecta para ganar energía, y por eso es muy consumida por personas que hacen deporte habitualmente.  

Entre otra de las propiedades que se pueden mencionar, es que el consumo de esta fruta ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, gracias también al alto contenido de antioxidantes que posee.

Por otro lado, el açaí también aporta una buena cantidad de fibra, lo que, junto con sus otras propiedades, ayuda a regular el colesterol como también a mantener un buen tránsito intestinal.

Formas de tomar el açai

Una de las formas más populares de tomarlo es en forma de bowl, ya sea para desayunar o merendar.

Necesitamos que la fruta esté congelada. Casi siempre se utiliza plátano porque aporta mucha cremosidad, y podemos combinarlo con la fruta que más nos guste. Entonces tenemos que recordar de tener siempre plátano troceado y otras frutas congeladas para poder preparar esta receta.

Solo tenemos que poner el plátano y los arándanos congelados, el acaí y un chorrito (no toda) de leche vegetal en el vaso de nuestra batidora.

Batimos todo hasta tener una mezcla cremosa, vamos añadiendo el líquido (leche o agua) hasta obtener la consistencia deseada, tiene que quedarnos más denso que un batido porque se come con cuchara, casi como un helado.

Ponemos el puré  en un bol y como topping disponemos rebanadas de plátano, arándanos, semillas de calabaza y frutos secos. Completamos esparciendo semillas de sésamo.

Otra manera en la que podemos tomar el açai es en forma de smoothie. La preparación es súper sencilla, ya que comenzaremos agregando la leche junto con el açai, las frutas opcionales y el hielo dentro de la licuadora, y comenzaremos a licuar hasta que la mezcla coja una textura suave y homogénea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.