Productos ecológicos y cómo identificarlos

Cabe destacar que España es uno de los mayores productores de productos ecológicos de Europa, sin embargo, hay que reconocer que la mayoría de estos alimentos ecológicos producidos en España se exportan y, por lo tanto, no se consumen en nuestro país. 

Primero es importante saber qué es un producto ecológico. Hablar de un alimento ecológico es lo mismo que hablar de alimento eco, orgánico, biológico y bio. Todos son sinónimos, es decir, distintos términos y nomenclaturas para referirse al mismo concepto.

Un producto ecológico es aquel que está elaborado a partir de ingredientes naturales y respetuosos con el medio ambiente. En el caso de los productos ecológicos elaborados, como por ejemplo el pan o los lácteos, como mínimo un 95% de sus ingredientes deben ser de origen ecológico para poder decir que se tratan de productos eco. Por ejemplo, en el caso del pan significaría que está hecho con harina, sal y levadura orgánicas. 

¿Cómo sabemos si una etiqueta se refiere a un producto ecológico?

El consumidor puede identificar un producto ecológico gracias al logotipo de la Unión Europea (UE) que aparece en el envase del producto, y el código numérico de la entidad de control de quien depende el operador responsable del producto. Además, debe reflejar los términos específicos de la producción ecológica. Este distintivo, que cumple 10 años, también facilita a los agricultores la comercialización de sus productos en todos los países de la UE.

La certificación confirma, no solo que el producto cumple condiciones estrictas de producción, sino también aquellas vinculadas a la transformación el transporte y el almacenamiento. Al lado del logotipo ecológico de la UE debe indicarse el número de código del organismo de control, así como el lugar de producción de las materias primas agrícolas que componen el producto.


¿Qué garantiza que un producto sea ecológico?

  • La producción de los productos biológicos respeta la naturaleza.
  • Los alimentos orgánicos son producidos de manera sostenible.
  • Los productores de alimentos eco se controlan una vez al año por los organismos o autoridades de control para garantizar que se respeten todas las normativas de producción ecológica, sanitaria y de protección del consumidor.
  • Los animales de ganadería ecológica pastan libremente en el aire libre y son tratados de acuerdo a las condiciones de bienestar animal.
  • No están permitidos los alimentos genéticamente modificados en la agricultura orgánica.
  • Hay limitaciones muy estrictas para el uso de productos químicos como pesticidas y fertilizantes y de medicamentos como los antibióticos. Sólo se pueden aplicar a los cultivos productos provenientes de la propia naturaleza, evitando las sustancias químicas o de síntesis.
  • La agricultura orgánica limita estrictamente el uso de aditivos alimentarios y coadyuvantes de elaboración. Es decir, que no se añadan al producto sustancias que no sean necesarias.
  • Se da mayor soporte y prioridad a la utilización de recursos y conocimiento locales.
  • Siempre que elijas un producto ecológico, sea en el supermercado o en un restaurante, puedes estar seguro de que se ha obtenido de acuerdo a normas estrictas destinadas a respetar el medio ambiente y bienestar animal.

Afortunadamente cada día es más habitual encontrar tiendas especializadas en productos ecológicos. El mundo de la alimentación ecológica se ha asociado mucho al pequeño agricultor y a las cooperativas, pequeñas tiendas y servicios a domicilio, sobre todo cuando se trata de agricultura ecológica que provee de frutas y hortalizas eco. Aunque cada vez hay más gente concienciada con el medio ambiente y el bienestar animal que quiere consumir alimentos biológicos, y es por esta razón que grandes marcas han empezado a apostar por el mundo de los productos orgánicos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.