Champús sólidos: ¿son mejores que los champús tradicionales?

Ahora todas nos preguntamos, ¿es mejor lavarse el pelo con champús sólidos? ¿por qué?

Y es que ahora está triunfando este tipo de champú que protege el medio ambiente con ingredientes naturales que protegen tu melena.

Entre las ventajas y beneficios del champú sólido es que requiere menos agua en su elaboración y por lo tanto “no es necesario añadirle parabenos, emulsionantes, siliconas ni sulfatos, que en cambio sí contienen muchos productos de cosmética convencional y que pueden irritar o dañar la piel”, nos asegura Javier Sánchez, cofundador de la firma de champús sólidos Waiwai.

Además, gracias a la ausencia de ingredientes agresivos, los sólidos limpian, sanean y respetan el cuero cabelludo, al tiempo que recuperan su equilibrio evitando irritaciones, picores, caspa o dermatitis seborreica.

Otra de las ventajas del champú sólido es que resulta más fácil de envasar sin usar plásticos por lo que es más beneficioso para el medioambiente y además puedes llevártelo de viaje de sin restricciones en los aviones.  La cosmética sólida dura más y ocupa menos volumen. Una pastilla de 100g de jabón sólido equivale a 3 botes de jabón líquido, lo que se traduce en ahorro de dinero y en una menor huella de carbono (es decir, menos CO2 emitido) a la hora de transportarla.

¿Cómo se utiliza?

Lo primero, es escoger un buen champú sólido, y para eso, tienes que mirar la composición, ya que para que sea eficaz debe contener una alta concentración de tensoactivos sin sulfatos, que son las sustancias que separan la grasa y la suciedad del pelo. Es decir, que al mojarlo haga espuma y sea suave. Después, tendrás que escoger entre las diferentes fórmulas según tu tipo de pelo, normal, seco, graso.

1.Moja tu pelo.

2.Desliza la pastilla varias veces por el pelo o trabájala en las manos para crear espuma.

3.Masajea suavemente la raíz y el cabello, como lo harías con un champú líquido.

4.Acláralo y, si tu pelo requiere un cuidado extra, utiliza un acondicionador o mascarilla.

5.Deja la pastilla al aire libre para que se seque y ya estará lista para el siguiente uso.

6.La frecuencia de lavado será la misma que con un champú líquido, en función de tu cuero cabelludo y tipo de cabello.

En resumen, los champús sólidos son económicos, duraderos, fácil de llevar a cualquier parte y repletos de ingredientes naturales y aceites vegetales ideales para tu pelo y hasta para tu piel. Y los más importante, ayudan a reducir la huella de carbono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.